A la de tres…Consejos para asistir a un brindis en una exhibición de arte

0 Posted by - 29 agosto, 2014 - Arte

Sí  alguna vez fuiste a una inauguración de una exhibición de arte, no alcanzaste canapés, te miraron feo por que no ibas de pipa y guante, o ya en caso muy extremo te echaron patas afuera por inmoral, quizá estos consejos puedan ayudarte un poco la próxima vez que tengas pensado asistir a una inauguración solamente para ir a comer y beber gratis.

1.- Más de un evento a la vez, de un tiempo para acá las tendencias a calendarizar eventos el mismo día comienza a ponerse de moda,  así que procura no comprometerte a todas, y si lo vas a hacer prepárate por que tendrás que andar del tingo al tango, sobre todo si conoces al expositor y quieres quedar bien con el.

2.- La obra queda en segundo plano, aunque suene gacho, pero a mayor reconocimiento del expositor mayor aglomeración de gente, por lo tanto caminar entre los pasillos será un poco complicado,  podrías terminar codeándote con la obra y no querrás tener una deuda de por vida, será mejor entonces que tomes en cuente el siguiente punto, esto sólo en caso de que haya mucha gente.

3.- Espera al corte del listón, y seguido de esto, espera a que las personas se introduzcan a las salas, ansiosas todas ellas de verse lo más intelectuales posibles por dar una vista a la exhibición y presumírselo a sus amigos esnobistas harán lo posible por meterse antes que tú, déjalos, tomate tú tiempo para entrar a la sala y ya dentro bastará con hacer un recorrido a paso rápido, espera unos minutos, saluda a tus conocidos  y, sal de ahí, inmediatamente ubica la mesa de los bocadillos y apárcate cerca de una de ellas (procura tomar sólo una bebida),  espera a que unas cuantas personas salgan de la sala, seguro se acercarán a una de las mesas, y bang!!!, es ahí cuando tienes que estirar tu mano a la charola, de esa manera no serás tú quien se vea mal sino quien llego primero a juntarse varios bocadillos en un plato y/o servilleta, pero ojo, no saques el tupperware.

4.- Di no a los recipientes de tupperware, las bebidas y canapés que se ofrecen en un brindis son como motivo de agradecimiento a quienes acompañan al expositor, quizá te encuentres con el típico jamoncito, queso y aceitunas, si te toca suerte es posible que hasta una fuente de chocolate te encuentres, sin importar el caso, di no al tupperware, lo que se ofrece en una inauguración no es una cena y mucho menos es para llevar y recalentarlo en casa, así que ni se te ocurra cargar en tu bolso un recipiente y mucho menos sacarlo en pleno brindis para surtirlo de bocadillos para el camino, lo único que ocasionaras es que los meseros te escondan las charolas, y te hagas la fama del ‘chico (a) tupperware’.

5- ¿Y si me ponen de patitas en la calle?, no puedes estar del todo exento a que esto te llegue a suceder una o hasta varias veces, seguramente el gasecillo que te arrojaste a escondidas detrás de las mamparas no era del todo no-oloroso, si te llega a suceder esto, mantén la calma, demuestra tú educación, sal caminando lentamente, cuéntaselo a quien mas confianza le tengas y procura regresar dentro de unos meses disfrazado de mujer musulmana, pero no olvides cargar las bombas debajo de la burka sino la diversión quedará incompleta.

No importa el orden en que lleves  a cabo los consejos, a veces puede suceder el número cinco y ni chance te dieron de llegar a beber refresquito en los vasos con olor a cucaracha. Total si el día de la inauguración no alcanzaste a ver la obra siempre puedes regresar otro día (esto sólo en caso de que no estés vetado del lugar) y aplicar los consejos que anteriormente te di sobre las visitas a museos.

No comments

Leave a reply